montañas nevadas

¿Quién dirige tu Vida?

 

Este tipo de preguntas las pasamos por alto y hasta las podemos considerar un insulto ya que  en nuestra realidad cotidiana creemos firmemente que somos nosotros mismos quienes damos completa dirección a nuestra existencia y no consentimos escuchar lo contrario.

 

¿Por qué te hago esta pregunta?

 

Porque quiero mostrarte y al mismo tiempo ayudarte a comprender que muchas decisiones que “tomamos” en realidad están fuertemente influenciadas por algo o alguien más que no somos nosotros y que de alguna forma nos afectan y nos hacen sentir en una posición de impotencia, dejándonos al margen de las “circunstancias de la vida”.

La falta de Liderazgo, Asertividad y de una Visión Clara de nuestro Desarrollo Financiero y Personal son fuente constante de mucha angustia para muchas personas que no se atreven a tomar decisiones libres ni a responsabilizarse de labrar su propio camino. Tener una fuerte convicción de lo que uno quiere no es suficiente, necesitamos orquestar un plan, dar los pasos necesarios para ejecutarlo, monitorear el desempeño para ir haciendo ajustes sobre la marcha y así lograr el resultado esperado. Ah claro, con mucha perseverancia porque la mayoría de las cosas que valen en la vida tienen un precio y hay que pagarlo para poder obtenerlas.

 

¿Te sientes atrapado en una rutina sin salida y no disfrutas tu vida?

¿Te falta mayor control emocional y confianza en ti mismo?

¿No tienes suficiente tiempo para ti y tu familia por tantas actividades en tu día a día?

¿Quieres mejorar tu situación, personal, familiar y laboral pero no sabes cómo comenzar?

¿Quieres hacer un cambio en tu vida pero no tienes un Propósito bien definido?

¿Sientes frustración por no poder lograr tus sueños y te sientes estancado?

¿Te sientes identificado con alguna de estas situaciones? Te comento que yo sí y día a día lucho por ir avanzando y seguir progresando en mi Desarrollo Integral de Vida para poder Dirigirla Yo mismo. He aprendido técnicas muy simples pero bastante eficaces que me han ayudado desde mi juventud al día de hoy. En breve podré hablarte de ellas.

¿Cómo saber que alguien más

está dirigiendo tu vida?

 

  • Cuando tienes que cumplir un horario laboral del cual no tienes escapatoria al menos que te decidas ser tu propio jefe.
  • Cuando quisieras pasar más tiempo con tu familia pero no puedes por estar atado actividades que te dejan poco tiempo.
  • Cuando no sabes decir NO y siempre accedes a todas las peticiones que te solicitan.
  • Cuando hipotecas tu vida con las tarjetas de crédito por disfrutar de bienes sin valor.
  • Cuando no pones fin a situaciones intolerantes y que humillan tu autoestima.
  • Cuando no tienes un Plan de Vida definido y “todo” va saliendo como se pueda.

No permitas que tus sueños se esfumen ni tu vida continue sin sentido. Atrévete a vivir cada día en la mejor versión de ti.